El negocio del espectáculo

Singin’ in the rain es una película sobre muchas cosas. La dignidad, el cine, el hacer cine, la amistad y el amor, pero sobre todo, o a través de todos esos subtemas, habla del espectáculo.

Todos ubicamos la escena de Gene Kelly cantando bajo la lluvia; y sé que muchos han decidido no verla porque el género musical siempre es polémico. Pero musical o no, es una gran película y si seguís leyendo quizá te convencés.


Esto es Ojos de cine, un newsletter semanal que llega a tu correo todos los sábados.

¿Te lo reenviaron y querés recibirlo en tu correo? Suscribite.
¿Querés leer las críticas anteriores? Entrá en ojosdecine.com
¿Querés saber qué ver? Tenés sugerencias en la pestaña de Películas. Podés mirar una película y después leer la reseña, ¡o al revés!

🗞️
Si te gusta Ojos de cine podés apoyarlo a través de Paypal. ¡Gracias a los que apoyan cada semana! Cada ayuda permite que sigamos creciendo.

Una estrella de cine mudo se enamora de una corista justo cuando él y su par en la pantalla, quien padece celos delirantes, intentan hacer la difícil transición a las películas sonoras en la década de 1920 en Hollywood.

Dirigida por Stanley Donen y Gene Kelly y estrenada en 1952, esta comedia musical muestra la industria de Hollywood desde adentro, y el poder que tenían los actores en el momento del Star system.

ESPECTÁCULO

Según la RAE, el espectáculo es la representación o función que se presenta ante un público con el fin de entretener.

Cantando bajo la lluvia, una y otra vez, plantea la representación en contraposición con la realidad; en este caso representación ante el público pero también ante ellos mismos. No olvidemos que la película se estrena en medio de la Época dorada de Hollywood.

Al cine de Hollywood muchas veces se lo consideró el negocio del espectáculo, por definición es la industria de la representación.

La representación es una forma de mostrar la realidad, una de muchas.

LA REPRESENTACIÓN

Y en la película, hay muchas formas en la que se plantea. La película es sumamente consciente de que está hablando de una representación: el cine lo es, y usa su propio recurso en la narrativa.

El conflicto aparece cuando quiénes son parte de la representación, creen que están viviendo la realidad. (Don creía que actuaba bien; Lina cree que está comprometida con alguien porque lo dicen las revistas de chimentos.) La película se vale de la comedia - eficiente, atinada y con diálogos precisos - para satirizar los mecanismos que tiene la propia industria para llevar adelante la representación.

Empecemos por el principio. Detengámonos en la imagen inicial.

Con una alfombra roja, una periodista de espectáculos y los protagonistas, la película presenta el contexto de la historia del cine de los años 20. Un momento en el que el star system predomina. Un público que se desespera por ver a sus ídolos de la pantalla grande y la prensa rosa que alimenta el sistema (y viceversa). Y una pareja de actores estrella que saben actuar el personaje que ese público quiere y seguir la estrategia de marketing para vender una película. Para completar la representación, una inspiradora historia de cómo se convirtió en estrella (montada en contraposición con lo que de verdad sucedió).

Algo que me parece muy interesante de la historia que cuenta Don Lockwood (Gene Kelly) de cómo se convirtió en quién es, es como siempre incluye a su amigo y par Cosmo. Es el personaje que va a estar siempre a su lado y es su punto de apoyo.

En esta inspiradora historia, se plantean algunas claves de esta película: “Dignity, always dignity”. En medio de todo, siempre dignidad.

El espectáculo tiene mucho más de representación que de realidad y Stanley Donen y Gene Kelly, sus directores, lo tenían muy claro.

El conflicto de la película se plantea cuando alguien le dice al protagonista las cosas como son; la representación se cae y la verdad sale a la luz. Esto es lo que sucede con Don cuando conoce a Kathy, una actriz de teatro que no se cree la representación.

Un recurso clave en este comienzo es no darle voz a Lina Lamont hasta más adelante.

EL CINE

El cine es representación, y es industria, y también es técnica y tecnología.

Una de las fortalezas de esta película es la forma en la que aborda la mirada sobre el cine y su contexto de fines de los 20. Logra, de forma muy acertada, contextualizar el momento de la industria cinematográfica a través de muchas referencias y situaciones propias de la época.

Satiriza la transición del cine mudo al sonoro y cómo los actores y la industria en general deben adaptarse para que la película funcione. Hay demasiados momentos sumamente graciosos sobre la torpeza de incorporar una nueva tecnología como es el sonido.

“¿Qué hay que saber? Haces lo que siempre haces y simplemente le agregamos que hables.”

Pero lo que parece tan sencillo, como simplemente agregar sonido, se convierte en una hazaña de dónde poner el micrófono, de que se escuche todo (demasiado) y hasta de que las estrellas conocidas por el cine mudo quizá no son tan carismáticas para el cine sonoro, y provoquen comedia en vez de drama.

Son muy atinados los comentarios sobre cómo las películas sonoras no iban a funcionar, que era un fracaso anunciado y su repercusión social. (Esta película se estrena a más de 20 años del cine sonoro.) Y no falta la referencia a la primera película sonora: The Jazz Singer (El cantante de Jazz).

A las primeras películas habladas les empezaron a llamar así: Talkies.

También aparecen otras referencias a través de líneas de diálogos como algunos comentarios (que aún se escuchan 100 años después) como: “si has visto una, las viste todas”. Hay géneros que son siempre destino de este tipo de comentarios; sobre todo las comedias románticas y seguramente también los musicales - no es casualidad que aparezca, y dos veces.

Una última referencia a destacar que no aparece porque sí y que también es de la representación, es la mirada negativa del cine desde quienes hacen teatro. En la primera conversación de Don con Kathy, ella reconoce como de mayor valor la actuación en el teatro que en el cine, menospreciando el trabajo actoral de la pantalla grande. Don, a partir de esta conversación, y a la par que se ve enfrentado a actuar usando su propia voz, tiene una crisis por su valor como actor.

SINGIN IN THE RAIN

Por último, reconocerle el valor y el homenaje no solamente al cine, sino al género. La comedia musical es un valor en la película y no solamente aporta comedia, también ritmo e incluso es parte clave en la resolución del conflicto.

Singin’ in the rain es una película que se considera emblemática de la comedia musical. Estrenada en 1952 pero situada en 1927, es una película que habla del cine también rindiéndole homenaje. Es una película que contagia su humor desde la escena uno y es imposible que el espectador no la termine con una sonrisa pegada en el rostro.

La podés ver en HBO Max y ser un poquito más feliz.


Lista de la semana

Esta semana lanzamos una nueva lista de Ojos de cine, en la que vas a poder chequear todas las películas que vamos reseñando y encontrar la crítica linkeada en los comentarios.

Película homenaje

Hay una película también de Hollywood homenajea a la industria y también a esta película. Tiene muchos puntos en común, es más reciente y no es una comedia musical. Es un gran documento sobre cómo funciona la industria. No puedo no recomendarla. America's Sweethearts.

Locarno film festival

El festival de Locarno lanzó una lista de cortos latinoamericanos que podés ver hasta el domingo. Si ves alguno, ¡contanos!

Uruguay y cine

En Montevideo, el pasado 9 de noviembre empezó el Monfic. ¡Mirá la programación y aprovechá a ver algunos estrenos en salas! Está programada As bestas y Puan; y hay una retrospectiva de Tom Hanks. Sí, van a dar Saving Private Ryan (Salvando al soldado Ryan).


Podés disfrutar de Ojos de cine en Instagram, X y Letterboxd. ¡Podés seguirnos en nuestras redes para acompañarnos y seguir la conversación!


Espero que hayas disfrutado este Ojos de cine. Contame qué te gustó, qué no y tus sugerencias para que sigamos creciendo.

Y si sentís que este newsletter tiene valor y querés colaborar a que siga existiendo, podés hacerlo de forma mensual o hacer una donación única.

upload in progress, 0
Ojos de cine. Newsletter semanal. Cada sábado en tu correo.