#5: mirar atrás para saber

Esto es Ojos de cine, un newsletter de crítica y recomendaciones cinéfilas. Si llegás al final, te vas a enterar de mucho más.

Ojos de cine es un medio de crítica de cine que necesita de tu apoyo para crecer. Si para vos vale la pena, podés recomendarlo a otros -RT este mail -, suscribirte, o apoyarlo a través de Paypal. Cada una de estas ayudas es clave y permite seguir adelante.

Esta semana nos vamos a Rusia a tomarnos un tren como Laura que parte hacia Murmansk para ver petroglifos, dibujos rupestres de 10000 años atrás. Ella estudia arqueología, vivió unos días en Moscú, ciudad en la que tuvo una relación amorosa con Irina. Iban a hacer el viaje juntas. Ella no pudo viajar y ahora comparte cuarto (compartimento en un tren) con Lloja, un hombre ruso, tosco y un tanto grosero.

El viaje dura varios días, ambos van al mismo destino y tienen que convivir. Las diferencias entre ambos son evidentes, no solamente por ser mujer/hombre, intelectual/minero, o ella ser finlandesa y él ruso. También por las formas de ver la vida y vincularse con lo que los rodea.

Esas diferencias se hacen visibles desde el momento mismo del encuentro. Y generan una distancia que varía conforme se acercan a Murmansk.

Sólo algunas partes de nosotros
tocarán partes de los demás
La propia verdad es realmente
sólo eso:
la propia verdad
Sólo podemos compartir las partes que entiende
la experiencia del otro
los fragmentos aceptados por el otro
—de este modo, uno Es,
en su mayoría, cuando está solo
Como se evidencia en la naturaleza en el mejor de los casos
Quizá nuestra comprensión llegue a encontrar
la soledad del otro.
Marilyn Monroe

En un divertido juego, en la casa de la novia rusa de Laura citan frases conocidas de autores y juegan a adivinar quién dijo. Una de ellas es: "Solo algunas partes de nosotros, tocarán partes de los demás". Conocer a otros nos cambia y cambiamos a los otros.

En esta reunión/fiesta, conocemos a Laura: sabemos que no es de ahí, que está aprendiendo Ruso, que es la "nueva inquilina" de Irina y que se está por ir de viaje a ver petroglifos. Es introvertida, está incómoda, no pertenece, intenta hacer el esfuerzo. Está en un país que no es el de ella, para aprender de su idioma y conocer su historia.

Entonces, se toma un tren y tiene que compartir cuarto con un muchacho que parece ser todo lo que ella no es. Desubicado, abusa de los límites, no controla sus expresiones y es sumamente exagerado. Parece, porque si hay algo que pone esta película en cuestión a través de la mirada de Laura es la cantidad de prejuicios que cada uno asume al conocer al otro. La película se va a encargar de decirnos que quizá no todo es tan blanco y negro. Y una de las maravillas de este film es cómo lo muestra, sutilmente, y mediante un viaje en tren.

Es un viaje de descubrimiento, ambos hacen un camino de conocimiento de sí mismos a partir del encuentro con el otro. La construcción de los personajes es profunda y no necesita de diálogos para explicarlo. Juho Kuosmanen (director y uno de los co-escritores) logra con destreza que entendamos qué sucede entre ellos a través de lo que no dicen y de cómo actúan. Un acercamiento que sucede al atravesar el prejuicio, encontrarse con el otro y aprender los propios límites del querer. Un querer traducido en retratos dibujados, visitas inesperadas, conversaciones sencillas o abrazos prolongados.

"La nostalgia es la experiencia emocional momentánea de tener lo que se ha perdido o nunca se ha tenido." Michael Chabon

En una entrevista al director, él hace referencia a las palabras de Chabon sobre la nostalgia, y dice "Este es el sentimiento que te invade cuando una belleza menor del mundo desaparecido se restaura por un tiempo." Y quiere que su película perdure en el tiempo.

Este tipo de nostalgia define el personaje de Laura. Ella quiere vivir lo que no vive. Estudia arqueología buscando entender ese pasado, dice que es una necesidad del ser humano entenderlo. Y no todos lo entienden.

En este caso, ese pasado son pinturas rupestres que están en una ciudad que no parece valer más que por tener minas para explotar.

"Es más fácil entender el presente, si se entiende el pasado."

Esas pinturas rupestres que se dibujaron hace 10.000 años, traen al presente el pasado. Hacen permanente lo que sucedió un tiempo atrás.

Para Laura la visita a los Petroglifos es importante. Si bien duda, cuando el viaje comienza difícil. Pero no tiene a dónde volver.

Petroglifos y una cámara en el viaje

Los Petroglifos son una forma de registro. Quienes los dibujaron o garabatearon, dejaron una historia, un cuento que hoy se está intentando descubrir y que se usa para entender otras culturas.

Laura también tiene su forma de registrar. Tiene su cámara que graba en cinta con la que registra lo que vive, en la que tiene "todo su Moscú". Grabó cenas, bailes, la nieve; su pasado de los últimos días para tener un recuerdo permanente.

Con un plano en un túnel hacia atrás siguiendo el movimiento del tren, vemos que se aleja lo que ya recorrieron; lo que se va es Moscú y lo que ello significa. La película la obliga a dejarla atrás.

Pasado y presente. Atemporalidad en un tiempo determinado.

La película se ubica temporalmente en los 80s. Quizá en ese intento de traer al presente, un pasado. Sin embargo, esta historia puede darse hoy, quizá sin teléfonos públicos y con celulares; quizá sin walkmans y con auriculares inalámbricos conectados.

La ausencia de la tecnología actual, permite que Laura y Lloja vivan este viaje en tren obligados a encontrarse y convivir, sin otro tipo de influencias.

La película transcurre casi toda en este tren, excepto por algunas escenas. Una de sus virtudes es no abusar del encierro; seguimos a Laura dentro del compartimento, en los pasillos del tren, afuera en la ciudad. Miramos con ella hacia afuera, muchas veces hacia atrás, cuando lo necesita, cuando tiene que respirar.

El recurso de la claustrofobia y del sofoco por el encierro contribuye a la incomodidad del vínculo entre los dos protagonistas. El espacio va cambiando su sentido a medida que avanza la cinta, el vínculo entre ellos también.

Las escenas en el tren fueron filmadas con el tren en movimiento, lo que ofreció un desafío de producción.

La soledad de(uno y e)l otro

Compartment N6 trata sobre esas soledades sobre las que habla Marilyn, y el encuentro. Y del desencuentro: hay distancias que, por más que las coincidencias unan en una cabina de un vagón de tren, la propia identidad, condiciones y circunstancias no permiten que se disuelva.

Compartimento Número 6 (Hytti Nro 6) es un largometraje dirigido por el director finlandés Juho Kuosmanen del 2021. Es una road movie drama que se estrenó en competencia por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes de 2021, y compartió el Gran Premio con A Hero de Asghar Farhadi. Además representó a Finlandia en la 94.ª edición de los Premios Óscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE.UU, llegando a la shortlist de las mejores 15.

Está disponible en Amazon prime.

La lista de la semana

Compartment Number 6 compitió en Cannes junto a estas películas

La competencia

Esta película representó a Finlandia en los Oscars. Estas son las que llegaron a las 15 mejores.

Nuevos trailers

Se viene la nueva película de John Carney, director de Begin Again y Once. Esto es Flora and Son.
También se lanzó el nuevo trailer de Foe con el querido Paul Mescal reconocido por su actuación en Normal people.

Trivia

Hace un tiempo descubrí que Rotten Tomatoes tiene una trivia diaria. ¡A ver si sacás la película del día!

¡Gracias por leer!

Si llegaste hasta acá, te invito a que respondas nuestra storie o que escribas un tuit con el fragmento del texto que más te gustó y nos arrobes.

Y si sentís que este newsletter tiene valor y querés colaborar a que siga existiendo, podés hacerlo de forma mensual o hacer una donación única.

¡Muchas gracias por ser parte de Ojos de cine!

Y si llegaste hasta acá te cuento cuál es la película del próximo número: Lost in translation. Gran película gran de Sofia Coppola.