Una buena película

¿Qué hace a una buena película? Seguramente te lo preguntaste más de una vez. Seguramente tuviste varias conversaciones en las hablabas de películas que son buenas y los otros no estaban de acuerdo, o viceversa. Seguramente es una pregunta que no le encontrás fácil respuesta.

En esta edición de Ojos de cine vamos a intentar hacer reflexiones para aportar una mirada. Una de las tantas posibles.


Esto es Ojos de cine, un newsletter semanal que llega a tu correo cada sábado. ¿Querés recomendarlo? ¡Reenvialo! ¿Te lo reenviaron? ¡suscribite!

🗞️
Si te gusta Ojos de cine podés apoyarlo a través de Paypal. ¡Gracias a los que apoyan cada semana! Cada ayuda permite que sigamos creciendo.
En breve habrá novedades. ¿Te gustaría recibir un OJOS DE CINE con contenido exclusivo cada mes?

¿Qué es una buena película?

Te propongo algo: agarrá papel y lápiz y escribí tu propia respuesta. Al final del artículo volvé a leerla. ¿Cambió? Contame en comentarios o respondé este newsletter. ¡Me va a encantar leer la respuesta! También en nuestro X (Twitter) e Instagram vas a poder dejar tu respuesta si querés compartirla.

Ésta es una pregunta que suscita algunos puntos de vista diferentes, y provoca algunas discusiones.

Algunos hablan de una buena película cuando, no importa lo que cuente o cómo esté hecha, deja algo en quien la ve y continúa en la mente - y corazón - luego de que su minutaje terminó. Otros, le dan principalmente importancia a la técnica: buena dirección, buen arte, buena foto, buenas actuaciones, etc. Hay quiénes se guían por lo que les hizo sentir mientras la veían. Y otros contemplan ambas estableciendo que, como todo arte, tiene que conmover pero además tener buena técnica.

Me ha pasado que todos estos aspectos pueden variar. Porque aprendo más con cada película que veo, entonces hasta la valoración de la técnica cambia. Porque puedo estar en diferentes momentos de mi vida cuando veo cada película, entonces me dice diferentes cosas. Porque a veces una película puede ser tan buena técnicamente que es fría y no me deja nada.

Hay un aspecto clave a la hora de valorar una película: su género. El género cinematográfico tiene una función: decirle al espectador qué se va a encontrar en la sala de cine (o en la plataforma). Muchas veces, cuando la película no cumple con lo que promete (con lo que dijo que era), el espectador se siente decepcionado y la película deja de funcionar. La sensación es de engaño. Y ésta es muchas veces la causa de por qué una película "no nos termina de cerrar".

También hay que considerar el contexto del film. No se puede valorar una película de los 30 - como hicimos la semana pasada con It happened one night - de la misma forma que una película que se estrena hoy. Y al ver un film, es importante reconocer el contexto social, político, histórico en el que fue hecha. ¿Las historias se contaban así?, ¿esos efectos son nuevos?, ¿por qué ese uso de los diálogos?, ¿qué decían esos chistes entonces?

Entonces damos cuenta que hay películas que resisten el paso del tiempo y hoy siguen vigentes aunque se hayan hecho 80, 60 o 30 años atrás. Esto es porque hablan de temas universales, humanos... hay temas y conflictos que el ser humano siempre atraviesa, no importa la década.

El rol de la Crítica. La crítica especializada tiene un poder: hacer que la gente vaya o no al cine; crear una mirada, una posición pública frente a la obra cinematográfica, construye el prejuicio con el que el espectador llega a la sala de cine.

Claro, hoy el rol de la Crítica parece un poco desdibujado. Hay quienes promueven una película porque son un eslabón en una cadena de marketing en redes sociales. Un peón en una maquinaria que en vez de aportar a la seriedad del género periodístico, lo convierten en superficial y pueden recomendar algo que no necesariamente tenga valor artístico - sí comercial -.

Y la diferencia que existe entre la mirada de la crítica y la del espectador seguirá existiendo. Ambos persiguen diferentes propósitos al ver una película - si bien sabemos que hay diferentes tipos de crítica y diferentes tipos de espectadores. Por esto fue tan notorio el trabajo que hizo la Nouvelle Vague - Nueva ola francesa - en los 60: por primera vez los críticos eran cinéfilos que, además, se convirtieron en realizadores. Y así lograron que un director muy poco valorado por ser un técnico de la industria, fuera reconocido como uno de los mejores de la historia. Sí, estamos hablando de Alfred Hitchcock.

Hay también otra categoría que atraviesa esa valoración de buena película: la dicotomía entre lo comercial y lo artístico. ¿El que una película se haga con fines comerciales, de entretenimiento automáticamente la hace mala? ¿Una película con fines artísticos, automáticamente es buena? Y cuando las películas se hacen dentro de una mecánica industrial, ¿qué sucede? ¿El que se hagan con más o menos dinero también incide en el valor cualitativo de una película?

Felizmente, ya contamos con más de 100 años de historia del cine. Y la creación cinematográfica nos ha demostrado que el presupuesto no asegura ni el éxito ni la calidad de la película. Tampoco lo asegura el hecho de que se haya producido de una forma industrial o de forma más independiente.

El mirar una película - como experimentar cualquier arte - es una actividad subjetiva en un gran porcentaje. Depende de cómo se vea, dónde, con quiénes, y también cómo esté uno para ser parte de dicho acto artístico. Es ser parte porque todas las obras artísticas se completan cuando se encuentran con el otro, cuando generan algo más que su propia creación, cuando se establece una conexión. Si esto no pasa... ¿es una obra artística?

Claro que cuando hablamos del cine, no solamente aplica la categoría de arte. Porque también es entretenimiento. Muchas veces se hacen películas para entretener, hacer feliz (olvidarse de los problemas) al espectador. Entonces a veces el arte -no siempre - se sacrifica por el fin comercial.

Sin embargo, sabemos que para que las industrias cinematográficas existan, se necesita que el público vaya a las salas y pague entradas para que se puedan seguir haciendo películas. Así que si bien lo artístico se sacrifica, son igualmente de necesarias para que la rueda ande.

Desde Ojos de cine nos proponemos ampliar la mirada, y eso implica valorar películas que quizá pasaron desaparecidas y consideramos que tienen un valor artístico; y películas comerciales, que no por ser comerciales, son malas películas.

¿Volviste a leer lo que habías anotado al principio? ¿Qué más dirías? ¡Te leo!

LA LISTA DE LA SEMANA

En Letterboxd hay una lista de TOP 250 películas de ficción que tienen más de 5000 votaciones del público. Seguramente con algunas coincidas y con otras no. Podés investigarla aquí.

Official Top 250 Narrative Feature Films
Letterboxd’s Top 250 movies, based on the average weighted rating of all Letterboxd users. I removed all stand-up specials, stage plays, concert films, documentaries, shorts, ‘collection listings’ and other ‘rarities’, so only feature length narrative movies are listed here. Films should have a minimum of 5,000 ratings to be eligible to enter the list. As a sister to this list, we also have a Top 50 films with less than 5,000 ratings, so be sure to check out the more obscure gems there! My friend Jack Moulton made a list of Letterboxd Top 250 documentaries, go check it out! And…

Tips para hacer buenas películas

En una entrevista le preguntaron a Jon Favreau cuáles eran los puntos que consideraba para una buena película. Hay algunos aspectos interesantes. Él dirigió películas grandes de presupuesto como Iron man y algunas más chicas con Chef.

Las 7 lecciones de Jon Favreau para hacer una buena película
El director de la última versión de ‘El libro de la selva’, y la próxima de ‘El Rey León’, revela cuáles son las claves para el buen cine.

A propósito de la crítica

Estos días apareció en X un hilo sobre los diferentes tipos de crítica. Explica las diferencias y por qué no todo el periodismo dedicado al cine cumple el mismo rol.

A propósito del cine y TikTok

Investigando un poquito más sobre el tema, encontré este video que vincula los inicios del cine con los inicios de TikTok. Ya tiene unos años, pero tiene una hipótesis interesante.


Podés seguir Ojos de cine en Instagram, X y Letterboxd.


Espero que hayas disfrutado esta edición. Si querés hacernos un regalito, podés apoyar con lo que quieras a través de Paypal. Nos ayuda a seguir creciendo y traerte nuevas propuestas.

¡En breve hay más contenido para que disfrutes!

upload in progress, 0
Ojos de cine. Newsletter semanal. Cada sábado en tu correo.